207 marcas de la D.O Rías Baixas son evaluadas por catadores de la guía Peñin

91659d5b941b56a67dc2b5e367d57caaUn total de 207 marcas de Rías Baixas, 57 más que el año pasado, están siendo valoradas por el equipo de la Guía Peñín, en concreto por Javier Luengo, su responsable editorial y catador, y Pablo Vecilla, catador, quienes se han desplazado hasta el Pazo de Mugartegui para valorar las muestras enviadas por las diferentes bodegas para formar parte de la próxima edición de la Guía Peñín de los Vinos de España.

En dicha cata se encuentran vinos de todas las tipologías de la D.O. Rías Baixas desde vinos en barrica, hasta coupage como son los vinos del Rosal, Condado do Tea, del Salnés, también catarán seis espumosos, seis tintos Rías Baixas, así como elaboraciones especiales como crianzas sobre lías… “Mayoritariamente son vinos de la añada 2013” explica el director técnico del Consejo, Agustín Lago. 

Javier Luengo y Pablo Vecilla coinciden en que “los vinos de Rías Baixas de 2013 tienen una acidez alta, más fruta y son más frescos. El paso por boca es más corto, son más ligeros y más fáciles de beber”. Hay que tener en cuenta que la cosecha a nivel general en España fue complicada porque hubo lluvia y el tiempo fue fresco, recuerdan. En el caso de Rías Baixas, la añada 2013 “se puede dividir en dos líneas: aquellos vinos a los que les cogió la lluvia, que son más ligeros, y a los que no, que son más estructurados y con mayor fruta”, matizaron los catadores. 

Como ya suele ser habitual, la cata de la Guía Peñín se realizó a botella vista, al no tratarse de una cata ciega, en la que al catador no se le ofrece ningún tipo de información a mayores de las marcas que son objeto de cata.“Nuestra intervención se limitará a contestar las preguntas que puedan surgir de carácter técnico o sobre la vendimia”, explicó el director del Órgano de Certificación del Consejo Regulador, Agustín Lago.

“La añada 2013 esperamos que traiga vinos más complejos en las elaboraciones especiales y con mayor calidad, precisamente por esa acidez alta que poseen los vinos de esta añada que les proporcionará mayor longevidad a las elaboraciones especiales” explicaron ambos catadores. Los dos destacaron como fortalezas de esta denominación la tipicidad de la variedad albariño, así como las grandes posibilidades que ofrece esta denominación a través de las elaboraciones especiales que permiten tener vinos más maduros, con mayor volumen y un mejor paso en boca: “Estas elaboraciones de Rías Baixas hay que darlas a conocer al consumidor final, porque son una nueva visión de la variedad y ofrece grandes posibilidades, al igual que la coexistencia de las diferentes añadas y no centrarse solos en la última, porque son vinos que aguantan bien el paso del tiempo”, afirmaron los catadores. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s