La Fiscalía Antidroga de Pontevedra solicita penas que suman 39 años para la red de narcotráfico de la “Operación Jockey”

2014_3_23_Yq9WsO9M2iHU4VGTcpvAW1 (EUROPA PRESS) – El próximo martes, 25 de marzo, está señalado en la Sección cuarta de la Audiencia provincial de Pontevedra el juicio contra tres hombres acusados de integrar una red de narcotráfico que operaba entre la provincia de Pontevedra y Portugal, a la que la Fiscalía Antidroga considera responsable del mayor alijo de heroína incautado hasta ahora en Galicia –111 kilos de heroína aprehendidos–, 2,6 kilos de cocaína y 50 kilos de sustancia de corte que las fuerzas de seguridad encontraron escondida en unas cuadras de Tomiño en la denominada ‘Operación Jockey’. Esta operación se inició en abril de 2011 por el los equipos UCO y ECO de la Guardia Civil de Pontevedra en colaboración con la Policía Judiciaria de Oporto, bajo la coordinación del juzgado de Instrucción número 2 de Cambados.

Los acusados que se sentarán el martes en el banquillo de la Audiencia pontevedresa son José G.R., con antecedentes penales por narcotráfico; su sobrino, Roberto G.D.; y el ciudadano portugués, Manuel Jorge D.S., también con antecedentes por tráfico de drogas.  De este modo, el fiscal solicita una pena de 16 años de cárcel para José G.R.; 12 años para Manuel Jorge D.S. y un total de 11 años para Roberto G.D.

“ESTRUCTURA JERARQUIZADA” DE LA ORGANIZACIÓN

Según el escrito de acusación del fiscal antidroga de Pontevedra, Luis Uriarte, los procesados “en unión de otras personas que no han resultado identificadas”, formaban parte de una organización criminal que tenían como finalidad exclusiva el tráfico de heroína y cocaína en el Sur de la provincia de Pontevedra y Norte de Portugal.

Al frente de la organización “de estructura jerarquizada” estaba José G.R. propietario de un concesionario de coches de A Guarda, Roberto G.D. hacía las entregas de droga y Jorge D.S. contactaba con los clientes y cerraba los acuerdos.

Uriarte propone una calificación alternativa en el caso de que el tribunal entienda de que no formaban una organización delictiva y pide 9 años para los dos primeros y 8 para el último.

El Ministerio Público sostiene que en la organización existía una “estricta separación de cometidos y funciones” que tenía por finalidad entorpecer cualquier investigación policial.

NUMEROSOS TELÉFONOS

En el escrito de acusación figura que fruto de ese estricto control se utilizaban numerosas líneas de teléfonos móviles, hasta un total de 66 teléfonos se les incautaron a los imputados en el momento de la detención y posteriores registros domiciliarios, así como 18 coches y compartimentos estancos en los vehículos.

También escondían la droga en tres zulos situados en las cuadras para los cerdos y bajo varias capas de estiércol en Tomiño (Pontevedra) en una propiedad en el que tenían su domicilio la madre y el hermano de Rolán. Según la fiscalía, el acusado simulaba que iba a visitar a su madre cuando acudía a recoger los paquetes de droga.

Síguenos en :

facebook-logotwitter-3d-iconimages3d illustration of a large Instagram logo over a white reflective surface

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s