David Hermida, un cambadés al otro lado del charco – #CambadesesEnLaDistancia

photoA sus 28 años David Hermida Serén ya ha dado el primer gran vuelco a su vida lanzándose a la aventura de buscar trabajo en el extranjero. Natural de Corbillón e hijo de un marinero y una “superheroína” tal y como él define a su madre. Hermida reside actualmente en Nueva Yersey,Estados Unidos donde acaba de ser padre hace apenas unos días. “Estoy al ladito de casa”, dice este cambadés con la socarronería del español al que le ha tocado buscarse la vida fuera de un país que no le ofrece oportunidad alguna de desarrollo profesional y en el que, asegura, “sólo consigue algo quién tiene enchufe con los políticos”.Estudiante del IES Ramón Cabanillas Hermida decidió hace dos años y medio, en mayo de 2011, poner un océano de por medio cuando se dio cuenta de que su sueldo no le daba para nada más que para vivir al día. Su pareja se había quedado sin trabajo y no podía formar una familia por lo que decidió “cruzar el charco” buscando hacer una nueva vida y echando de menos, sobre todo, a su madre. La gran heroína. “Ella siempre hacía números con el dinero para comprar libros,comida, ropa y demás cosas de la casa para 6 hermanos. Es mi gran amor y es lo que mas hecho de menos junto mis sobrinos, a los que no veo crecer. Mi madre es trabajadora como la que mas. Nos dio una gran educación y siempre tenía una sonrisa a pesar de pasarse 10 o 12 horas en un cocedero y de luego tener que hacer los quehaceres de la casa y cultivar la huerta. Gracias a ella soy lo que soy”. En parte Hermida ha aprendido a cultivar. Al menos así lo demuestran los pimientos que crecen en su finca de Nueva Yersey y con los que intenta sentirse un poco más cerca de casa y

la foto 2 (1)sentir menos “morriña”. Pero ¿cómo es su vida al otro lado del mar? “Aquí la vida es diferente. Trabajas desde por la mañana, a las doce del mediodía comes un bocadillo en 30 minutos, sigues trabajando y para casa entre las 7 y las 9 de la noche. Cenas y duermes”, asegura el cambadés haciendo hincapié en que aún echa mucho de menos a sus amigos, a su familia, “conducir” y “pasear por Cambados”. A pesar de su cambio de vida a Hermida no se le ha olvidado la razón que le obligó a buscarse un futuro en el extranjero. “No estoy orgullosode la clase política que tenemos,que en vez de ayudar al pueblo sólo nos roban y abusan de nosotros”, concluye este trabajador que ahora se pasa el día a día “colgado de unas plataformas como en las que salen en las películas.
“Aquí una parte de la gente nos ve como humildes
y trabajadores y otra (los hispanos básicamente) tienen envidia de los españoles. En los medios no hablan mucho de lo que pasa en España pero cuando lo hacen siempre es o por la corrupción o por los deportes”, cuenta el cambadés asegurando que a Estados Unidos sí que llegó la noticia del tren desacarrilado en Santiago. Una tragedia que siguieron con un silencio “que lo decía todo”. “Aún hoy al recordarlo se me para el corazón. Los políticos aprovecharon esta desgracia para decir que ayudaron en todo lo que pudieron. No entienden que sacando unas fotos no se ayuda a nadie”.

Anteriores publicaciones: #CambadesesEnLaDistantica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s